Lunes 25 de Marzo del 2019

Condenan a un hombre a la pena de 5 años de presión por resultar ser autor material y responsable de los delitos de lesiones leves gravadas, daños, privación ilegítima de la libertad agravada y amenazas.

El día 11 de marzo de 2019, el Tribunal en lo Criminal Nº2, integrado Luis Ernesto Kamada, Claudia Cecilia Sadir y Antonio Llermanos, resolvió:

Condenar al imputado H.E.I. a cumplir la pena de cinco años de prisión, por resultar ser autor material y responsable de los delitos de lesiones leves gravadas, daños, privación ilegítima de la libertad agravada y amenazas, todo en concurso real, previstos y penados en los art. 89 y 92 (en función del Art. 80 inc. 1 y 11), 183, 142 inc. 2º, 149 bis, y 55 del C.P., accesorias legales y costas.

 

Los Hechos:

El día 31 de marzo del año 2018 a horas 01:00 aproximadamente, H. E. I. se hace presente en el domicilio ubicado en B° San Francisco de la ciudad de San Pedro de Jujuy, y tras una discusión con la Sra. G. M. A. (con quien mantenía una relación de convivencia), comienza a insultarla para luego agredirla físicamente, propinándole un golpe con la palma de su mano a la altura de la cabeza provocando que esta cayera al piso, se abalanzo sobre ella intentando asestarle una puñalada (con un cuchillo de 19 cm. aprox. que portaba en su mano) en su hombro izquierdo, y tras quitarle su teléfono celular se aleja de la vivienda.

Posteriormente regreso al hogr a horas 05:30 aproximadamente y nuevamente agrede físicamente a la Sra. G.M.A.  mediante golpes de puño en el rostro, lo que motiva que la misma caiga en la vereda y procede a propinarle puntapiés en el piso, circunstancia que es advertida por personal policial que circulaba por el sector, ante lo que les exige que se retiren e ingresa por la fuerza a su víctima al domicilio, impidiéndole salir bajo constantes amenazas, desoyendo, sus pedidos de auxilio.

A horas 08.40 aproximadamente, no obstante, la oposición del encartado H.E.I, la Sra. G.M.A. es retirada de la casa por la autoridad judicial, oportunidad en la que aquel toma un televisor de propiedad de su víctima y procede a destrozarlo en la vía pública del citado inmueble. –

Todas estas agresiones físicas le significaron a su víctima un tiempo de curación e inhabilidad laboral de diez días aproximadamente.