Jueves 03 de Octubre del 2019

El Fiscal Gustavo Araya habló de las investigaciones sobre supuestos maltratos en el Hogar Escuela y el cuidador domiciliario

En la mañana de hoy, 3 de octubre, el titular de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos Menores, Gustavo Araya, habló con distintos medios sobre dos investigaciones que lleva adelante: la denuncia sobre los supuestos maltratos a un niño en el Hogar Escuela N° 1 “Monseñor José de la Iglesia”, y acerca de las novedades en la causa que tiene como imputado a un cuidador domiciliario.

Respecto al primer caso, el Fiscal de Investigación comentó que tras recibir la denuncia, el protocolo de actuación en este tipo de evento, cuando se trata de menores, es realizar una Cámara Gesell que es un lugar propicio para su declaración.

“El resultado indicó que no se advirtió ningún tipo de lesiones en los menores”.

Aclaró que “el expediente no se cerró, hay una documentación complementaria que  introdujo el Ministerio de Educación pero son cuestiones administrativas, no hacen en si al supuesto hecho ilícito”.

“Haremos otras medidas probatorias, como declaraciones testimoniales, y valoraremos esas pruebas y vamos a tener dos opciones acusarlo o sobreseerlo, pero la prueba más importante es determinar si hubo lesiones y en principio con las pruebas científicas y la Cámara Gesell advertimos que eso no existe y no podemos decir que se haya acreditado ese acto ilícito”.

Acerca de los denunciantes, quienes se encontraban alejados del lugar del hecho, el Fiscal mencionó “eso forma parte de la investigación, son dos personas que estaban a 300 o 400 metros, y pueden ver cosas que quizás no hayan sucedido”.

“Pero no está mal que se haya hecho la denuncia, lo que si uno debe ser exacto, preciso en la investigación y determinar  si hubo malos tratos o lesiones”.

 

Por otra parte, brindó detalles de los avances en la causa que investiga al cuidador domiciliario, denunciado por golpear a un joven con discapacidad.

Sobre el caso mencionó “tome declaración muy importante la semana pasada a una profesional medica de una institución reconocida para determinar el grado de peligro que corrió la víctima. Con este resultado, y demás testimoniales, hemos decidido cambiar la calificación legal con la estaba imputado, y vamos a agravarla”.

Indicó que la misma es “’homicidio calificado por alevosía en grado de tentativa y hurto en concurso real’. Ayer he resuelto sacar el decreto y notificación para que lo antes posible  conozca la nueva calificación legal”.

Explicó que esta modificación “se debe a un conjunto de pruebas que la Fiscalía ha introducido por lo tanto valorando las mismas consideramos que hay razones suficientes para elevar la calificación y una vez que conozca el hecho y la acusación, solicitaré el Juez de Control la prisión preventiva del imputado”.