Jueves 11 de Junio del 2020

35 años de prisión a un docente por abusar de sus alumnos

En la mañana de hoy, y gracias a una compleja y completa investigación llevada adelante por el Ministerio Público de la Acusación, la justicia jujeña condeno a 35 años de prisión a un maestro por haber sido hallado culpable de abusar sexualmente de varios de sus alumnos.

La Investigación Penal Preparatoria (IPP) estuvo a cargo del titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia Familiar, de Genero y Delitos contra la Integridad Sexual, Dr. Alejandro Bossatti, y la misma se gestó a partir de la denuncia formulada por personal docente, por hechos que sucedieron entre los años 2017 y 2018.

Durante la IPP, el Agente Fiscal incorporó al legajo informes técnicos, médicos y múltiples declaraciones testimoniales, entre las que se encontraban la de los menores víctimas, familiares y docentes.

Con el análisis de los elementos probatorios, el Agente Fiscal basó su acusación contra el docentes, quien llegó a juicio imputado del delito de “Abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por encargado de la educación (tres hechos), Abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser cometido por encargado de la educación; corrupción de menores agravado por ser cometido por encargado de la educación y tenencia de imágenes pornográficas de menores de edad, en concurso real”, de acuerdo a lo que prescribe el Artículo 119 tercer y cuarto párrafo inciso B, y Artículo 119 segundo y cuarto párrafo inciso B, 125 tercer párrafo, 128 segundo párrafo y 55 del Código Penal de la Nación.

Tras culminar las jornadas de debate, el Agente Fiscal solicitó al Tribunal en lo Criminal, que el docente sea condenado a 35 años de prisión.

El Tribunal hizo lugar al pedido del MPA y condenó a dicha pena al acusado, por hallarlo penalmente responsable de los delitos endilgados por el Ministerio Público de la Acusación.

El caso

El proceso penal dio inicio cuando alumnos del primer ciclo de una institución escolar jujeña, anoticiaron a una de sus maestras sobre lo que pasaba cuando tenían clases con el acusado.

Las autoridades escolares pusieron al tanto de estos hechos a la justicia. Luego los niños relataron estos vejámenes en sus declaraciones en Cámara Gesell, las que sirvieron para acreditar los hechos y lograr la detención del abusador y su condena.