Miercoles 12 de Diciembre del 2018

Absuelven a un hombre que mató de un disparo a otro, por considerar que actuó en legítima defensa.

El día 20 de noviembre del corriente año, el Tribunal Criminal Nº1, integrado por los Dres. Ana Carolina Pérez Rojas, Mario Ramon Puig y Antonio Llermanos, resolvió:

1) Absolver a F.R.T., imputado por el delito de "Homicidio Simple", por no ser punible en razón de existir una causa de justificación de acuerdo a las prescripciones del Art. 34 inc. 6º del C.P.

2) Ordenar su inmediata libertad en lo que a esa causa se refiere, conforme art. 435 CPP.

3) firme y consentida que estuviere la presente ordenase el decomiso y la destrucción del secuestro consistente en un arma de fuego Escopeta Calibre 16 mm.
Cabe aclarar que, aunque fue Absuelto por legítima defensa, aún no se encuentra firme el fallo.

Los Hechos:
El día 15 de octubre del año 2015 el Sr. R.M.V. junto a su hermano y otra persona de sexo masculino, dejaron atados tres caballos en un alambrado de su finca, pero cuando regresaron siendo a horas 20:00 aproximadamente, los animales ya no se encontraban en el lugar. Por lo que B.M.V. dedujo que estos equinos habían sido desatados por el inculpado F.R.T., razón por la cual, se dirigió a reclamarle tal situación a su domicilio acompañado por su hermano y G.J., en dicha circunstancia T. salió desde su vivienda empuñando una escopeta calibre 16 mm.

Produciéndose una discusión entre ambos por lo que en un momento dado “T” apuntó al Sr. B.M.V. con la escopeta y le efectuó un disparo que le impactó en la pierna cayendo al suelo, y falleció a los pocos minutos por un cuadro de hipovolemia aguda por lesión en fémur”.

El T.C.1 pondero que existió una agresión ilegítima de la víctima al invadir propiedad privada de "T", a fin de sustraer animales y atacarlo, haciendo también el ademán de sacar un arma de la cintura, lo que en un principio habilitaría el análisis de las causales de justificación del artículo 34 inc. 6º del C.P. Esta agresión supone un ataque sin derecho, con peligro inmediato para la integridad del ofendido, ponderado en el hecho de que la víctima portaba un arma blanca.