Jueves 11 de Junio del 2020

Perpetua por el femicidio de su pareja

También fue juzgado, en una causa acumulada, por “Abuso sexual con acceso carnal calificado por la convivencia”

Tras la completa investigación llevada adelante por el Ministerio Publico de la Acusación, la justicia provincial condenó a la máxima pena a un hombre por el femicidio de su pareja.

La Investigación Penal Preparatoria estuvo a cargo del titular de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos Graves contra las Personas, Femicidios, Dr. Diego Cussel, quien también fue el Fiscal de Juicio.

Durante la IPP, el Agente Fiscal acreditó en el legajo, a través de los informes técnicos y médicos, como también diversas declaraciones testimoniales, el delito que le endilgó al hoy condenado, quien llegó a la instancia de juicio acusado de “Homicidio calificado por el vínculo y por violencia de género”.

Tras culminar las instancias de debate, realizadas en el Centro Cultural de la ciudad de Abra Pampa, y concluidos los alegatos en nuestra capital, el Agente Fiscal solicitó al Tribunal que el enjuiciado sea condenado a la pena de prisión perpetua.

El Tribunal en lo Criminal N° 3 hizo lugar al pedido del Dr. Diego Cussel y condenó a P. A. B. a la pena de prisión perpetua por hallarlo penalmente responsable del femicidio de su pareja, Silvia Noemí Gutiérrez.

El caso

El femicidio ocurrió pasado el mediodía del 22 de marzo del 2017, en el interior de la vivienda de la víctima, cita en la localidad de Queta, en el departamento de Cochinoca.

Allí se habría producido una discusión entre el condenado y su víctima, y P.A.B. golpeó a la mujer fuertemente en la cabeza.

Luego de ese ataque, la asfixió hasta causarle la muerte con el uso de una cuerda que colocó alrededor del cuello de la víctima.

Tras el crimen, trasladó el cuerpo unos 20 metros hasta el exterior del domicilio, donde lo dejó.

El segundo delito por el que se juzgó al sentenciado fue el de  “abuso sexual con acceso carnal calificado por la convivencia”, por un hecho acaecido en julio de 2015 del que fuere víctima una niña, sobrina de la mujer asesinada, que vivía con ella y estaba bajo su cuidado.

Si bien el hecho ocurrió en el 2015, la menor recién contó lo sucedido en marzo de 2017, pocos días después del femicidio de su tía, mientras el condenado estaba detenido.