Jueves 16 de Septiembre del 2021

Fue sentenciado por abusar sexualmente de la sobrina de su ex pareja durante 12 años

En la jornada de hoy, y tras una completa Investigación Penal Preparatoria (IPP) realizada por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el Tribunal en lo Criminal N° 3 sentenció un hombre mayor de edad a 14 años de prisión por abusar sexualmente de una menor de edad, sobrina de quien fuera su pareja, desde que la niña tenía 6 años de edad.

La IPP fue realizada por el titular de la Fiscalía Especializada en Violencia de Género N° 1, Dr. Alejandro Bossatti.

Actuó ante el Tribunal Criminal, el Fiscal Dr. Alejandro Maldonado.

Fue citado a juicio oral un hombre mayor de edad, quien era pareja de la tía de la víctima, y fue acusado de ser el autor de los delitos de “Abuso Sexual simple (un hecho) y Abuso sexual con acceso carnal (siete hechos), en concurso real”.

El exhaustivo análisis de los diferentes elementos probatorios que obran en el expediente, le sirvió al Fiscal ante el Tribunal Criminal para basar y sostener la acusación contra el sujeto.

Culminado el debate y los alegatos, el Fiscal del MPA solicitó al Tribunal que el hombre sea condenado a cumplir la pena de 20 años de prisión.

El Tribunal Criminal, tras dar por acreditado los hechos, hizo lugar a la solicitud del Fiscal y decidió sentenciar a la ex pareja de la tía de la víctima a cumplir 14 años de condena por los delitos endilgados por el MPA.

El caso

Los delitos por los que fue sentenciado ocurrieron entre los años 2007 y 2019, en un barrio de nuestra capital.

El primero de los hechos ocurrió en el año 2007 cuando la víctima era menor de edad, tenía tan solo 6 años y se encontraba de visita en la casa de su tía.

Fue allí que el condenado, manoseó a la menor. Estos sucesos siguieron ocurriendo a lo largo de ese año.

Los hechos aumentaron en el grado de violencia sexual contra la menor, ya que el sentenciado en los años siguientes, comenzó a abusar sexualmente de la niña, también en el domicilio de la tía de la niña o en la propia vivienda de la menor. Luego de consumar cada abuso, la amenazaba con golpearla si decía algo.

En uno de los tantos vejámenes que perpetró el condenado, uso el palo de un elemento de limpieza para sodomizar a la menor para luego abusarla.

En otra oportunidad, cuando la víctima tenía entre 17 y 18 años la interceptó en cercanías a su domicilio, la obligó a subir a una motocicleta y la trasladó a un departamento de propiedad de uno de sus hijos donde abusó sexualmente de ella.