Viernes 01 de Octubre del 2021

Pasará 18 años en la cárcel por el intento de femicidio de su ex pareja

En el día de la fecha, como resultado de una completa Investigación Pena Preparatoria (IPP) llevada a cabo por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el Tribunal Criminal Nº 1 condenó a Rubén Alfredo Porco a la pena de 18 de prisión por el intento de femicidio de quien fuera su pareja.

El Dr. José Alfredo Blanco, Fiscal Especializado en Violencia de Género y Sexual Nº 2 (por habilitación) de la circunscripción San Pedro de Jujuy del MPA fue el encargo de llevar adelante la IPP.

El Dr. Sergio Marcelo Cuellar actuó ante el Tribunal Criminal.

Fue requerido a juicio oral y público Rubén Alfredo Porco, quien fue acusado de ser el autor de los delitos de “Homicidio agravado por el vínculo de una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género, y por el uso de arma de fuego en grado de Tentativa”, como lo prescriben los Artículos 45, 80 incisos 1 y 11 y 41 bis (en función del art. 42) del Código Penal de la Nación.

El Fiscal ante el Tribunal durante las audiencias de debate sostuvo la acusación en contra de Porco basando la misma en valoración de los múltiples elementos de prueba que obran en la causa.

Terminado los alegatos, el Dr. Sergio Marcelo Cuellar requirió al Tribunal que el imputado sea condenado a la pena de 18 años de prisión.

Acreditando su culpabilidad y los hechos, el Tribunal hizo lugar a la solicitud del Fiscal, y condenó a Rubén Alfredo Porco a cumplir la pena de 18 años de prisión por ser hallado responsable de los delitos atribuidos por el MPA.

El caso

El intento de femicidio ocurrió cerca en la mañana del 26 de marzo del año 2019 en la localidad de Santa Clara.

Porco se dirigió al domicilio de quien fuera su concubina, S. A. Ch., ubicado en el barrio Asentamiento 2 de agosto, donde discutió con la mujer porque estaba acompañada por una de sus hijas menores de edad y un hombre. Luego se fue a su vivienda, ubicada en barrio San Julián de la misma localidad.

Alrededor de las 9 de la mañana, Porco fue en busca de su concubina llevando consigo un arma de fuego tipo revolver.

Encontró a la mujer a unas cuadras de su vivienda, junto asu hija, en un remis. Las obligó a bajarse, abordar su vehículo y dirigirse a su vivienda.

Llegado al inmueble, retiró a sus hijos y mientras discutía con su concubina realizó varios disparos intimidatorios para impedir que la mujer se fuera del lugar.

Dentro deuno de los dormitorios, cuando la víctima se encontraba sentada en una cama, Porco realizó otro disparo que impactó en el lado izquierdo del rostro de la mujer.

El condenado la llevó en su rodado al hospital Guillermo Paterson de San Pedro de Jujuy donde fue asistida e internada por la grave herida que puso en riesgo su vida.

Asimismo, y tras ser interpelado por personal policial sobre los hechos, Porco mintió dando una versión distinta a lo que había acontecido.